Ante esto lo único que puedes hacer es recomendarle a tu cliente que pida el favor a un amigo o familiar que paguen en línea por él para que a su vez tu cliente le dé el efectivo a esa persona. Muchas personas lo hacen así, logrando hacer la compra sin dejar pasar la oportunidad.
¿Este artículo te resultó útil?
Cancelar
¡Gracias!